Cómo elegir la plantilla para WordPress perfecta

En WordPress hay tal cantidad de temas o plantillas que puede que te estés volviendo loco para elegir uno. Así que para eso te he preparado esta entrada, para ayudarte un poco en la tarea.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de elegir una plantilla para WordPress?

Como ya sabes, puedes utilizar WordPress para montar cualquier tipo de web. Dependiendo de tus necesidades, puedes ir descartando los temas que no estén especialmente preparados para tu proyecto. Es decir, si estás pensando en montar un blog, no sería buena idea elegir un tema preparado para montar una tienda online, y si vas a montar un sitio de compra venta, no sería lógico elegir un portfolio diseñado para fotográfos, por muy bonito que sea.

Una vez que más o menos tienes claro el tipo de plantilla que necesitas, puedes lanzarte a su búsqueda. Ahora es cuando tendrás que elegir entre funcionalidad y diseño:

  • Funcionalidad. Los temas que apuestan por la funcionalidad son temas sencillos, simples, sin demasiadas opciones ni florituras. Si no estás muy familiarizado con WordPress, el HTML, el CSS, etc. estos temas te pueden complicar un poco la vida a la hora de añadir a tu sitio características que no vengan ya preinstaladas en el tema. Nada que no se pueda solucionar con la instalación de algún plugin o algo de código, pero hay que tenerlo en cuenta.
  • Diseño. Estos temas los vas a identificar a primera vista. Son temas muy visuales, muy llamativos, con decenas de opciones, secciones, funciones, características… Están hechos para eso, llamar mucho la atención, pero a costa de ofrecer un rendimiento bastante pobre. Vas a tener un sitio muy chulo, pero muy lento. El riesgo de que tus visitas abandonen la web aburridos de esperar el tiempo de carga es bastante alto. Y a Google tampoco le va a hacer mucha gracia.

El tema de tu WordPress va a ser tu carta de presentación a las visitas, así que cuídalo bien y ten en cuenta los siguientes consejos a la hora de elegirlo:

Menos es más

Como te he comentado antes, muchos temas están diseñados con un montón de colores, animaciones, efectos… Yo te recomiendo encarecidamente que te alejes de estos temas.

Si lo piensas, no vas a necesitar realmente todas esas características que van a hacer tan “bonita” y pesada tu web. Y teniendo en cuenta además que Google penaliza los sitios lentos, cuanto más limpia esté tu web, mejor.

No intentes complicarlo y recargarlo todo más de lo necesario. Si las visitas llegan a tu sitio buscando información, ofrécesela sin distraerlas con otros elementos que no van a aportar nada. Tus visitas van a preferir siempre acceder a una web limpia, clara y funcional, y para ti también es fundamental. ¿Por qué? Porque si por ejemplo, tu objetivo es que las visitas hagan clic en un bloque de anuncios, y ese bloque está rodeado de una fanbox de Facebook, una nube de etiquetas, un widget de entradas populares, otro con tus fotos de Instagram, un calendario… pues ese bloque de anuncios va a pasar desapercibido y vas a tener muchos menos clics.

Que se vea bien en móviles

Los temas “responsive” son los que se adaptan a la pantalla desde la que se está viendo. Es posible que más de la mitad de tus visitas lleguen desde un dispositivo móvil, y además cada vez serán más. Obviamente Google esto lo sabe, y “premia” posicionando mejor las webs que tienen una versión móvil bien diseñada.

La verdad es que a día de  hoy, es raro encontrar una plantilla que no tenga su versión responsive lista. Pero siempre es bueno comprobarlo y buscar plantillas bien adaptadas a móviles, no adaptadas en plan chapuza.

La prueba del algodón

Por si acaso tienes dudas en este tema, el propio Google ha lanzado esta herramienta. En ella, puedes introducir la url de tu web o de la demo que te gusta para comprobar si el diseño responsive que tiene es correcto. Si te dice que no, ya sabes lo que tienes que hacer.

prueba version responsive web

Que se vea bien en todos los navegadores

Cada persona es un mundo y cada una va a llegar a tu sitio desde un navegador distinto. Que tu veas tu web perfectamente en Chrome, no significa que se vea igual de bien en Firefox, Safari o Internet Explorer.

Comprueba que tu sitio responde bien en todos los navegadores para no perder una cantidad de tráfico importante.

Las traducciones

Pocas cosas quedan tan poco serias en una web en castellano como encontrarte con un botón de “Read More”, “Next Post” o “Subscribe”. Yo como desarrollador de WordPress “puedo entender” que se deba a ciertos problemas técnicos, pero a tus visitas le va a dar una sensación de dejadez y poca profesionalidad bastante grande.

Diría que el 100% de los temas se hacen en inglés, pero algunos están traducidos a varios idiomas, o al menos, es sencillo hacerlo tú mismo con un plugin como Loco Transate.

Es importante que te preocupes de este tema investigando en la propia web del tema, la del autor, en foros…

Los Page Builders

Los page builders son plugins que traen la mayoría de temas premium, y que te sirven para diseñar tu sitio utilizando una interfaz sencilla de arrastrar y soltar.

Algunos temas usan plugins muy conocidos como el Page Builder de SiteOrigin, pero hay otros que usan su propio plugin. Esto último va a ser un problema el día que decidas cambiar de plantilla (y créeme, ese día llegará). El cambiar de tema va a provocar que ese page builder especial se desactive, y te van a quedar un montón de códigos y shortcodes en cada página que tendrás que ir borrando. Ese día te vas a acordar bastante de la familia del desarrollador de ese tema 😛

El soporte que ofrecen

Si usas o vas a usar un tema gratuito, no vas a tener un soporte garantizado en el caso de que tengas algún problema. Dependerá de las ganas e interés del autor el ayudarte. Hay autores muy buenos y muy implicados en sus proyectos, pero hay otros que no. Y si te toca uno de estos y tienes algún problema, tendrás que buscarte la vida para solucionarlo o bien contratar alguien que te lo arregle. Alguien como yo, por ejemplo 😛

Los temas de pago sí que ofrecen soporte, ya sea en foros o a través de email. E incluso con la compra del tema te adjuntan una documentación para hacer más fácil su instalación y la resolución de problemas.

El SEO

Esta es la parte más díficil de analizar para alguien que no sea un experto en la materia. Por eso, la mayoría de desarrolladores o autores de temas te van a decir siempre que sus temas están perfectamente validados para el SEO. Y claro, esto es como llevar el coche al taller. Te cuentan cosas pero a ti todo te suena a chino y no sabes de qué están hablando.

Así que lo que puedes hacer es pasar su web por la herramienta de W3C. Esta herramienta va a analizar el código HTML de la web, y aunque directamente no te diga si está bien optimizada para al SEO, si al analizar la web te muestra una cantidad de errores importante, ya te puedes hacer una idea de que su autor no es demasiado bueno.

w3c validator

Pero vamos, lo normal es que los temas que mejor le van al SEO, son los temas más sencillos y simples. Los temas más recargados incluyen una cantidad mucho mayor de código, que puede afectar al rendimiento de la web y a tu posicionamiento. Recuerda que a Google le encanta los sitios que cargan rápido.

Las opiones de otros usuarios

No es un factor fiable al 100%, pero un tema que tenga una buena valoración por parte de otros usuarios es muy buena señal.

Si buscas un tema gratuito, verás a la derecha una sección con la valoración en forma de estrellas que los usuarios le han dado a ese tema. Obviamente, cuantas más estrellas y más personas hayan votado, mejor.

valoraciones temas wordpress

En marketplaces con temas de pago, podrás leer opiniones de otros usuarios para hacerte una idea de calidad del tema y del soporte que ofrece el autor.

Mi recomendación

Mi consejo final si tienes dudas a la hora de elegir una plantilla para tu WordPress es la siguiente.

Temas gratuitos

Si buscas temas gratuitos, prácticamente cualquiera del repositorio de WordPress te puede valer. Eso sí, como te comenté al principio de la entrada, ten en cuenta tu sector y tus necesidades a la hora de elegirlo.

Temas Premium

En Internet hay cientos de páginas que ofrecen temas de pago. Si eres un usuario medio con no demasiados conocimientos de códigos, programación y demás, te recomiendo que eches un vistazo a los temas de:

Si ya eres un usuario más avanzado en WordPress, y te desenvuelves bien con el y con el HTML y sobre todo el CSS, te recomiendo que te plantees usar Genesis. El rendimiento que ofrecen estas plantillas es bestial.

Totalmente prohibido

Los temas de Themeforest. Huye de ellos y no mires atrás. Puede haber alguna excepción, pero no te los recomiendo en ningún caso. ¿Recuerdas cuando te hablaba de que había temas sencillos que funcionaban muy bien y otros muy recargados que no tanto? Pues los temas de Themeforest están recargados no, lo siguiente. Están “optimizados” únicamente a nivel visual, y su funcionamiento y respuesta muchas veces es un auténtico desastre.

Bueno, hasta aquí esta pequeña guía para elegir plantilla en WordPress. Espero que te haya sido de ayuda.

Ahora que ya tienes tu plantilla perfecta, solo te queda ponerla a punto: subir tu logo, elegir los colores perfectos para tu web, y empezar a añadir tu propio contenido y tus imágenes optimizadas. Si no sabes dónde encontrar buenas imágenes, aquí tienes algunas ideas.

Si ya has elegido tema, pero no sabes muy bien cómo instalarlo, puedes echar un vistazo a esta entrada. Y si te ha quedado alguna duda todavía sin resolver, o tienes algo que decir, puedes dejar aquí abajo un comentario.

Cómo elegir la plantilla para WordPress perfecta
Valora este post
Facebook
Twitter
Email
WhatsApp

Deja un comentario