9 Consejos para elegir un buen dominio para tu web

El nombre de tu web puede ser la clave de tu éxito (o de tu fracaso). Elegir un mal dominio y tener que cambiarlo con el tiempo puede ser algo pésimo para tu marca, además de que traerá muchísimos quebraderos de cabeza. Por eso es muy importante tener un buen nombre desde el principio.

Así que tras varios años de experiencia y de ver dominios de todos los tipos y colores, te voy a dar algunos consejos que te van a ayudar a tener el dominio perfecto para tu web.

9 consejos para elegir el dominio de tu web

Cuando se empieza un proyecto web, es importante cometer los menos errores posibles, y uno de los más frecuentes suele ser elegir un mal nombre (dominio) para tu web. Así que aquí tienes algunos consejos.

El .com como primera opción

Hay muchas extensiones de dominio en Internet: .com, .es, .net, .org, y últimamente se han añadido extensiones como .tv, .blog, .travel…

Mi recomendación es que siempre que puedas te quedes con el .com. Es la extensión más conocida y que da más confianza.

Te hará gracia que te lo diga yo, que tengo una web con extensión .net. Esto es porque a día de hoy, se hace realmente complicado encontrar dominios .com disponibles, y más aún cuando se trabaja con marcas personales. Muchas empresas compran ese tipo de dominios para luego revenderlos, y a veces aunque tu nombre y apellido esté disponible para comprar, te puede costar cientos o miles de euros. Si no eres millonario, como es mi caso, tendrás que hacer como yo y buscar una alternativa.

Otra excepción suelen ser los negocios online muy centrados en un país. Si tienes una tienda o vendes tus servicios solo en el mercado español, puede ser una buena opción comprar un dominio .es, ya que Google lo tendrá en cuenta y te posicionará mejor en España. Si estás en México usa .mx, si estás en Perú .pe, etc.

Como consejo adicional, si registras un dominio .com y ves que también tienes otras opciones disponibles como el .es, cómpralos y hazles una redirección a tu dominio principal. Así evitas que un competidor pueda llamarse igual que tú, o que alguien que quiere fastidiarte dañe la imagen de tu marca.

Hazlo breve

Más que nada, porque será mucho más fácil de recordar para los usuarios. Un dominio complicado puede crear confusión, que los usuarios lo escriban mal y puede hacerte perder tráfico.

Piensa en los gigantes de Internet o las grandes marcas: Facebook, Twitter, Amazon, Apple, Nike, Zara, As, Marca… Muchas veces dos o tres sílabas son suficientes.

A no ser que tengas un nombre o frase con mucho gancho, como por ejemplo “elarmariodelatele”, busca palabras cortitas.

Fácil de pronunciar

Nada te va a dar más rabia en este mundo que tener que deletrear el nombre de tu web cada vez que te pregunten por la url de tu sitio. Procura no usar palabras en inglés o introducir números, el nombre de tu web se tiene que decir de una manera rápida y directa, y que el usuario lo pille a la primera.

Que sea único

Esto es evidente. El nombre de tu web debe ser original y único, si no siempre vas a parecer una burda copia (aunque esta no sea realmente tu intención). Esto es fundamental para tu imagen de marca.

Intenta, si puedes, crear marca. No tiene porque ser una marca personal, pero tienes que tener un poco de visión de futuro. ¿Crees que a Amazon le hubiera ido igual de bien si en sus inicios se hubiera llamado “compra-libros-online.com”?

No uses guiones

Añadiendo guiones vas a caer en varios de los errores que ya te he comentado. No estarás creando marca, parecerás una copia, vas a tener que deletrearlo cuando alguien te pregunte (mi guión dominio guión perfecto punto com) y lo vas a hacer más complicado de recordar.

Olvídate de la Ñ

Es una letra muy querida por todos, pero es un desastre para Internet. A la hora de escribir el dominio, de crear los correos… usar una Ñ en tu dominio solo te va a traer problemas.

No dupliques letras

Acumular vocales o consonantes una detrás de otra no suele sonar bien y se hace difícil para el usuario distinguir cuántas son. Esto provoca que muchas veces el dominio se escriba mal y se pierdan visitas, e incluso posibles ventas.

No te limites tú mismo

Acabas de empezar tu proyecto, quizás sin muchas pretensiones, pero nunca se sabe hasta dónde puedes llegar. Piensa en el ejemplo anterior de Amazon. Amazon ya vende de todo, ¿pero qué hubiera pasado si se hubiera llamado “compra-libros-online.com”? ¿Podría vender también discos, cafeteras y ordenadores? Seguramente sí, pero sería bastante raro…

Así que si te cierras en una cosa y comienzas a crecer, vas a tener que cambiar de nombre más tarde o más temprano, y eso te va a suponer un gasto en dinero (y sobre todo en tiempo), bastante importante. Sería casi como volver a empezar de nuevo.

Compra y renueva

Google no solo tiene en cuenta la antigüedad de un dominio, si no también cuánto tiempo le queda. Intenta que Google vea que tu proyecto es serio y a largo plazo renovándolo por varios años. Además así vas a evitar que te despistes y lo pierdas.

 

Y hasta aquí los consejos sobre el dominio. Parecen pocos y sencillos, ¿verdad? Pues conseguir un dominio que cumpla todas estas condiciones va a ser lo más complicado con diferencia a la hora de iniciar tu proyecto.

 

Dónde contratar el dominio

Hay cientos de sitios donde registrar tu dominio. No tiene porqué ser la misma empresa donde tengas tu hosting, aunque yo te recomiendo tenerlo todo en el mismo sitio para evitar problemas y agilizar las gestiones en caso de que los tengas.

El precio suele rondar los 10€ anuales en todas las empresas, aunque lo normal en las empresas de hosting es que te regalen el primer año al contratar sus servicios.

Yo personalmente, como siempre y para todo, te recomiendo Siteground. En ese hosting monto todos mis desarrollos y todavía no he tenido un problema con ellos. Y tampoco sé de nadie que los haya tenido.

Espero que estos pequeños consejos te sirvan para comenzar tu proyecto con buen pie 😉

 

9 Consejos para elegir un buen dominio para tu web
Valora este post
Facebook
Twitter
Email
WhatsApp

Deja un comentario